miércoles, 29 de octubre de 2014

Dark Light 5

Capitulo 5
Rescate

Una y otra y otra vez... Quería verlo muerto, aunque muerto ya estaba, desde luego, Alexter ya no se iba a levantar. No hubo gritos, ni lamentos por su parte, solo esa expresión de terror al verse derrotado.
Solo quedaban los dos de fuera, no había nadie más en el refugio. Por un momento Aura se preguntó si habrían oído algo. Porque si lo habían oído, después de su grito deberían pensar que ella estaba muerta, pero si Alexter no se comunicaba con ellos, pronto entrarían por la fuerza. Había demasiado silencio. Se sentó en el suelo apoyada en la estantería de en frente de la puerta.
Escuchó las voces de Cesar y Rick, pero no entendía lo que decían, pese a que hablaban bajito, hablaban demasiado rápido. Cogió la primera arma que encontró en el suelo. Era un M16, en cuanto lo tocó se encendió la pantalla holográfica y Aura empezó a leer la información, era una manía que cogían todos los agentes cuando aprendían a usar las armas.
—Comando de voz. Lanzador: Listo. Sistema de munición: cargado al 19%. Munición escasa, plata. Fuego: Automático. Objetivo: por identificar.
Dejaría que la magia tomara el control, en cuanto ellos dos entraran, ella solo tendría que dar la orden. Si no se morían los dos sería de milagro, en ese caso ella misma les mataría como a Alexter.
Ella no era zurda, desde luego, pero no podía hacer nada con su mano derecha, aunque ya había empezado a cicatrizar rápidamente.  Tal vez tendría que haber soltado a Alexter, pero con el brazo inmovilizado sobre la mesa, ya no podría hacer nada. Levantó el arma y apuntó hacia la puerta, preparada para disparar.
Escuchó golpes, pronto la derrumbarían y ella ya estaba preparada, solo esperaba tener suficientes balas. Echaron la puerta abajo, ni siquiera la miraron cuando entraron. Primero se fijaron en el desorden que habían armado, luego la sangre, después en Alexter, su cara de espanto fue épica cuando vieron que estaba muerto. No solo muerto, casi descuartizado, entonces miraron a Aura.
—Fuego —dijo.
En pocos segundos, el cargador se vació y los dos cayeron muertos por el hueco de las escaleras.
Miró de nuevo la habitación, la chimenea seguía encendida. En algún momento, los libros habían caído y uno de ellos ya se estaba consumiendo en el fuego. Solo necesitaba esperar un poco más y todos los libros caídos empezarían a prender, luego, ardería todo en llamas.
Se quedó quieta, esperando a que el fuego se propagara. Después de que le cortaran una mano, morir ardiendo no le parecía tan malo. En pocos minutos, la pila de libros comenzó a arder, junto con la alfombra. Las persianas de las ventanas se levantaron automáticamente, al parecer se había puesto el sol. Aura ya estaba prepaada para morir cuando escuchó un sonido... Era un helicóptero de rescate.

*   *   *

Estaba acostada en una camilla de la enfermería mientras la enfermera le revisaba la herida. Tambiéne había traído un vaso de la cafetería con "reconstituyentes" (así había llamado ella a la sangre) pero todavía no lo había tocado. Para aquel que estuviera en Dark Light y no fuera un vampiro, la sangre como alimento seguía siendo un tema tabú. Pero no solo era eso, también la comida de los hombres lobo, de hecho, nadie sabía lo que ellos comía ni de donde venía, la mayoría tampoco quería saberlo.
—Bueno... —dijo la enfermera—. Por lo menos fue un corte bastante limpio. Podría haber sido peor. Veamos... Un hacha de plata, estaba bien afilada pero oxidada en una de las esquinas. Bastante pequeña. Dejamos de fabricarlas hace  veintisiet... No, veintiocho años. 
— ¿Alguna buena noticia? —preguntó Aura. 
—Sí, no vas a poder recuperar tu mano, pero podrás tener otra diferente... Esta es una prótesis de una mano biónica.
Aura se quedó mirando la mano de plata que le enseñaba. No era cómo otras que había visto antes, le costaba reconocerlo, pero molaba bastante.
— ¿Y voy a poder moverla?
—Con el paso del tiempo sí. Se supone que tu cuerpo debería aceptarla como si fuera tu propia mano de carne y hueso... Si no... Bueno... Si no ya hablaremos.
— ¿Y que hay la anestesia?
—No haría efecto en ti, de todas formas te va a doler menos de lo que te dolió perderla.
—Divertido —respondió Aura, en el tono más irónico posible.
—Pero primero bebe —le dijo.
Aura miró al vaso de plástico de color blanco. No quería ni pensar en eso. 
—No tengo mucha hambre —giró la cabeza.
—Eso no importa, has perdido mucha sangre y necesitarás recuperarla de alguna forma.
Aura cogió el vaso de mala gana, se puso la pajita en la boca y empezó a beber a desgana.
—Además... Cuando yo termine, empezará tu juicio.
— ¿Juicio?
—Has asesinado al criminal más buscado por Dark Light, sin que nadie lo ordenara. Cualquiera iría a juicio por eso, pero no te preocupes, seguro que todo saldrá bien...

*   *   *

Ya habían pasado un par de horas, la llevaron al juzgado, que estaba en la planta de los interrogatorios. Se parecía mucho a uno del mundo de fuera, solo que delante de ella tenía un espejo, para que no pudiera mentir. Y allí no había abogados, ni jurado. Se tenías que defender por si mismo y el juez era el que decidía su sentencia. Pero si que había público, y entre ellos estaban todos sus conocidos.
—Sigo insistiendo en que todavía no es el momento, debería dejar que se recuperase del todo — Edgar intentó convencer al juez, pero este no le hizo caso.
—Aura Edwin, estás acusada de romper la norma 27 del libro de la normativa de Dark Light. Teniendo el rango de Bronce, mataste a Alexter, el vampiro más buscado desde los inicios de Dark Light. Y además te deshiciste de las pruebas de tu crimen. Todo sin el permiso de un supervisor de, por lo menos, el rango de Oro.
—Pero lo hice en defensa propia, él me hubiera matado.
—No he acabado señorita Edwin —continuó el juez—. Además, mataste a dos licántropos, Cesar y Rick Grace, que no estaban en ninguna lista de fugitivos, rompiendo así el acuerdo entre razas.
—Pero ellos también estuvieron rompiendo el acuerdo de razas... Según el apartado... 4 de ese acuerdo, la tortura también es ilegal.
—Y su castigo no era la muerte. Según el acuerdo, el castigo por todos los crímenes que han hecho es la cadena perpetua.
— ¿Y qué debería haber hecho yo contra ellos tres? Me hubieran acabado matando.
—Las órdenes de cuando un rango Bronce se encuentra en peligro y no puede escapar, es esperar refuerzos.
—Me habían roto el localizador.
—Hubieran encontrado la manera de encontrarla.
— ¿Y si no lo hubieran hecho?
—Lo hicieron.
—Si hubiera esperado, yo estaría muerta y ellos tres seguirían por ahí con su banda de criminales. Ahora que Alexter está muerto...
El juez negó con la cabeza, mientras escribía el informe.
—La muerte de un Líder no detiene la guerra.
—Eso se lo ha copiado de Harry Potter —le susurró Nancy a Leandra, pero esta no sabía de que hablaba.
—Lo siento señorita Edwin, pero la sentencia para cuando se incumple esta norma es la destitución de tu puesto.
— ¡No! —Aura se levantó de un salto.
—Y volver al rango Principiante. Empezar el entrenamiento desde cero.
— ¡No puede hacerme eso! —protestó Aura.
— ¡No puede hacerle eso!
Todos sus amigos protestaron. Pero no servía de nada, ella había roto las normas.
—Yo no hago las leyes, esa es la sentencia. Aura Edwin será destituida de su puesto y empezará el entrenamiento desde cero.
Iba a dar el clásico golpe con el martillo para acabar con la sentencia, pero algo lo interrumpió. Se apagaron las luces y apareció un holograma delante de Aura y el juez, pero no había ninguna persona, en todas las pantallas del juzgado, apareció el símbolo Alpha. Todos sabían quiénes eran, interrumpían en Dark Light solo en algunas ocasiones, muy escasas, podían pasar años sin que dijeran nada. Pero estaban al mando de todo y siempre sabían lo que pasaba en todas partes.
Ellos eran los 9 Alpha, los creadores de Dark Light.
—Sentimos la interrupción en el juicio  —dijo una voz, que parecía la de una mujer— pero no va a sentenciar a esa chica.
—Usted no hace las normas, pero nosotros sí, y podemos cambiarlas. A veces es divertido...
Nadie se atrevió a interrumpir las voces.
—Aura Edwin, queda libre de todos los cargos —siempre hablaba alguien diferente y se turnaban.
—Por acabar contra el mayor enemigo de Dark Light.
—Aunque nos hubiera gustado tenerlo aquí... Para tener una amable y educada conversación con él por los viejos tiempos... Has hecho lo correcto.
—La ocasión no es la correcta, pero por su primordial ayuda a la organización de Dark Light...
—Nosotros, los Alpha, te concedemos el cambio de rango y la medalla al honor.
—A la valentía.
—Y a la lealtad.
—Gracias por tus servicios Aura Edwin —volvió a hablar la mujer del principio—. Fin de la transmisión.
Si alguna vez los Alphas hablaban, se transmitía por todo el edificio, se mostraban las imágenes en pantalla, para que todos se enteraran. En la sala aún estaban todos quietos, el juez no se lo podía creer. En la mesa de enfrente de Aura apareció una medalla de oro con su nombre detrás, una de esas solo había visto en un par de ocasiones a algunos del rango Diamante, no se imaginaba que ella recibiría una, aunque aspiraba a ella, no imaginaba tenerla tan pronto.
—Quedas libre de todos los cargos —dijo el juez rendido dando el golpe con el martillo.

Aura se puso la medalla. Llevaba dos años en Dark Light y sabía muy poco sobre los Alphas, solo sabía que hablaban muy rara vez y debías sentirte honrado de poder escucharles, además, era la primera vez que ellos mismos entregaban una medalla "personalmente".
Parecía que las cosas estaban a su favor.

6 comentarios:

  1. No entiendo de donde sacaste la idea de que la sangre es dulce te puedo asegurar que sabe a oxido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo sabes eso? ( ̄□ ̄;)
      No...
      No puede ser...
      Tú...
      ¡Eres...
      un mosquito!
      ¿A que te pensabas que iba a decir vampiro?
      (^▽^)

      Eliminar
  2. Sigues manteniendo un buen ritmo y estas creando un entorno bastante logrado y creible. Tal como describes y vas contando cosas de la organizacion y sus instalaciones me la voy imaginando cada vez mas sofisticada he importante, como la "Corporacion Umbrella de Resident Evil, pero dedicandose al bien sin propagar apocalipsis zombis xd". Ya tecomento por aqui una cosilla del capitulo 4 que no te dije y es que me parecio muy raro que Alexter cayera tan rapidamente siendo un ex-miembro tan importante, esperaba que durara mas la verdad, pero es tu historia y yo solo un lector xd, no se que puedes tener preparado para los 32 proximos capitulos. Espero que me sorprendas jeje. De este caìtulo solo destacaria dos cosas que al leer me sonaron mal, una de ellas se trata de un error de concepto. En la linea 30 escribiste "no iba a cometer el riesgo", cuando lo correcto seria decir "correr el riesgo". El otro tiene que ver con la redundancia, y es que en esta frase:

    "La nieve se ponía roja a su paso, ya no sabía qué hacer y no podía hacer nada. Ellos podían verla y oírla, pero ella no podía oírlos"

    Se repite la palabra "podia" 3 veces. La redundancias es algo que ocurre inevitablemente, pues a mi tambien me pasa, sobre todo en escenas de accion. Para ello suelo usar sinonimos, o si no me convencen reconstruyo la frase desde otra perspectiva. Solo encontre esas dos cosillas, por lo demas esta genial n.n.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicho y hecho. He corregido lo de "cometer" y he cambiado un poco la parte donde se repite mucho el "podía". Gracias por pasarte :D

      Eliminar
    2. Estupendo n.n. Igual yo solo te comento lo que considero asi fallillos, pero es tu historia y puedes dejarla como quieras jeje. Y no tienes por que darmelas, me paso con mucho gusto. Por cierto, cuando tengas un ratillo de lugar vuelbe a revisar tu correo xd. Un saludo.

      Eliminar

¿Y tú que opinas?