miércoles, 1 de abril de 2015

Dark Light 19

Capitulo 19
Traición

Había varias posibilidades y teorías. Que Lily hubiera abandonado a Johann, quisiera volver a Dark Light y resultara herida. Que Johann, o sus aliados, intentaran deshacerse de Lily y ella no tuvo más remedio que acudir a Dark Light. O que fuera una trampa.
Lily también había escuchado partes de las conversaciones, pero no conseguía recordar nada.
Un día, simplemente abrió los ojos, la luz la cegaba. Tenía la vista borrosa y cada vez que parpadeaba sentía ese dolor punzante en los ojos, que se extendía hasta convertirse en un dolor de cabeza. No notaba su cuerpo, como si tuviera los músculos dormidos. Pero empezaba a mover las manos.
Levantó la mano izquierda a la altura de sus ojos, hasta que consiguió verla bien definida. Veía su tatuaje de la cruz egipcia y sabía que más abajo, en su muñeca, tenía un localizador. En cuanto empezó a pensar en cómo le encantaría deshacerse de ese tatuaje, se aceleraron sus latidos, aunque estaba segura que nadie podría leer su mente. Escuchó como el sonido del electrocardiógrafo se aceleró también. Dejó caer la mano de nuevo. De momento no le habían dicho nada, pero en cualquier momento lo harían.
La doctora, la que siempre veía allí cuando se acercaba a las enfermerías, se acercó a ella. No la sorprendió que Lily estuviera despierta, si no que su ritmo cardíaco aumentara. Pero Lily intentó controlarlo, respirar más lenta y pausadamente... Por lo menos respiraba por sí misma.
Cuando su vista se aclaró del todo, se dio cuenta de que no estaba sola y que aquella no era una enfermería normal. Aunque pareciera ser como las demás, estaba llena de espejos. Estaban allí Aura, Nancy y Néstor. En cuanto Aura vio que Lily la miraba, se abalanzó sobre ella y la abrazó.
—Te creía perdida. ¿Qué ha pasado? ¿Qué has hecho? ¿Dónde has estado? ¿Por qué has vuelto?
—Déjala respirar —dijo la doctora, separó a Aura de su hermana.
— ¿Cuánto...? ¿...tiempo ha pasado? —preguntó Lily, le costó encontrar su voz de nuevo.
—Una semana, has estado en coma —contestó la doctora—. La bala se fragmentó y ha sido difícil sacarla.
Néstor se levantó y se acercó a ella, la miró atentamente. Él estaba diferente, nunca le había visto tan serio, verdaderamente no confiaba en ella.
— ¿Está suficientemente consciente como para asimilar conceptos?
—Yo diría que sí —contestó la doctora.
A Aura no le iba a gustar, él lo sabía, pero Aura no lo hubiera hecho y a alguien le tenía que tocar. Cogió su mano.
—Lily Edwin, estás detenida por traición a Dark Light.
— ¡Néstor no! —protestó Aura.
Pero él acababa de esposarle la mano izquierda a la cama. Lily se incorporó de golpe, tan de golpe que volvió a marearse, pero intentó no desmayarse. Tiró de las esposas, para asegurarse de que lo que veía era verdad. Dio tal tirón, que hizo presión con las esposas dónde no debía. El localizador se lo habían puesto como una inyección, allí era dónde no debía tocar, porque si lo hacía sentía un dolor parecido a que le volvieran a disparar.
— ¿Esposas? ¿A dónde crees que se va a ir así? —dijo la doctora.
—Da igual lo herida que esté, son las normas —replicó Néstor—. La seguridad de Dark Light es lo primero, sobre todo si hay una traidora entre nosotros...
—Todavía está débil, su salud es lo primero.
Estar sentada... no le sentaba muy bien a Lily. Volvía a ver borroso y cuando se movía, notaba que la herida de bala no se había curado del todo. No pudo seguir aguantando la posición, volvió a caer con la cabeza sobre la almohada y cerró los ojos. Pero no era el momento de volver a dormirse, tenía que seguir consciente, aunque no viera nada con la niebla que tenía ante los ojos.
Oía a Néstor y a Aura discutir, de vez en cuando la doctora también intervenía, pero hablaban tan rápido que no sabía que decían.
"Recuerda Lily, tienes que recuperar su confianza" le decía la voz de Johann en su cabeza.
"Aunque si no lo consigues, tampoco pasa nada, hay más como tú" había dicho Megan.
Los escuchaba demasiado cerca y eso hacía que su dolor de cabeza aumentara. Tuvo que encontrar la manera de decirles que estaban hablando demasiado.
—Néstor... Silencio —dijo Lily.
Se habían callado los tres, Lily no sabía si la estaban mirando, porque seguía con los ojos cerrados, prefería que "ellos" no vieran sus reacciones ante algo que no habían visto hacer a Lily. Levantó la mano libre y acercó su dedo índice a los labios, sin abrir los ojos. Un signo que, para una bibliotecaria significaría solo "silencio", pero si uno hacía eso en Dark Light significaba "silencio, alguien más nos escucha".
Néstor se llevó las manos a la cabeza, suspiró, empezó a pasearse por la habitación.
—Venga ya... No... Esto no puede ser Lily. ¿Es una broma? No, no, no...
Lily negaba con la cabeza, todavía sin abrir los ojos.
—No. No es lo que tú crees, yo no he traicionado a nadie —dijo.
—Venga ya. Hace tiempo que lo hemos descubierto. Todos los que están con Johann, han aprendido a engañar al espejo, así que no pongas tus esperanzas en que te creamos ahora.
—Pero yo ahora no miento. Esto no ha sido traición, sino todo lo contrario.
¿Seguiría creyendo Johann que ella mentía? Esperaba que sí.
—Oh no... —Nancy se acababa de levantar, no la había visto antes—. Me lo temía...
— ¿De qué hablas? —Néstor miró a Nancy.
Lily abrió los ojos de nuevo. Pudo oír como Nancy maldecía entre dientes. Se acababa de quitar la chaqueta de cuero y se estaba subiendo la manga de la camiseta. Había dejado al descubierto su brazo izquierdo, aunque Lily no veía nada desde su posición.
Aura miraba continuamente de Lily a Nancy y de Nancy a Lily. Néstor abrió los ojos de par en par.
— ¿Cómo? ¿Qué significa esto? ¿Tú también Nancy?
—Anda, no te pongas histérico Néstor. Es hora de que hablemos sobre algo... —Miró hacia Lily—. Pero no aquí. Shannon, vigila bien. Todavía no sabemos nada.
La doctora asintió. Antes de desvanecerse de la habitación, Nancy volvió a bajarse la manga.
Nancy tenía muchos tatuajes, que se había hecho a lo largo de su adolescencia. Le había enseñado a Aura unos cuantos, el de las espinas que le rodeaba todo el brazo derecho, la rosa negra en el hombro, el del infinito en el cuello... Pero nunca había visto que en el antebrazo izquierdo solo tenía uno, una solitaria cruz egipcia.
—Parece que tenemos problemas... —Dijo Shannon.
Por suerte, podía dar las gracias de que Alexter estuviera muerto, ya que su sucesor no la conocía. Porque si hubiera sido Alexter en lugar de Johann, no hubiera dudado en matar a Lily, cuando abrió los ojos y vio a su doctora.

De momento, su única preocupación era si Lily era como Nancy o si de verdad era una traidora.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Néstor:
      -Mago
      -Aparece en los primeros capítulos después de la misión de Aura (con su compañera Karen) pero solo mencionado.
      -Está en el mismo qeuipo que Aura y Lily en la competición.
      -Está con Lily durante la competición en la torre Eiffele.
      -Lleva a Lily a la azotea de Dark Light y van a la misión donde acaban juzgando a David por desobedecer ordenes y etc.

      Eliminar

¿Y tú que opinas?