miércoles, 22 de junio de 2016

Dark Light 54

Capítulo 54
Desertora

Todo el tiempo sus ojos estuvieron cerrados. No pudo moverse ni escuchar absolutamente nada, pero podía sentirlo todo a su alrededor. Todo lo que tocaba, todas las personas que se movían a su alrededor. Estaba en un estado de inconsciencia consciente, lo sentía todo pero no podía manifestarlo.
Hubiera dado cualquier cosa por poder abrir los ojos, por hablar o por moverse. Pero ese era el precio que tenía que pagar por lo que había hecho. Ya lo sabía, no era la primera vez.
Pero era diferente. Antes no le hubiera importado quedarse paralizada por días por culpa de las drogas. De hecho, le parecía que no era tan malo comparado con el regocijo de hacerlo y esa sensación de poder destruir el mundo. Pero ella quería despertar.
Si todo lo que había vivido esa noche no era un sueño, volvía a tener una razón para vivir en el mundo que la rodeaba. Deseaba tanto poder abrir los ojos para volver a ver a su hermana, que no supo como lo consiguió, pero lo hizo.
Abrió los ojos y la luz artificial de la habitación la cegó, todo era tan blanco que no reconocía nada de lo que veía. En cuanto su vista se adaptó, se levantó de golpe. No tardó en reconocer la habitación, todas eran iguales en Dark Light.
Estaba de nuevo en Dark Light, lo que significaba que todo lo que recordaba era real, estaba en la realidad.
Se puso en pié con la intención de salir corriendo de allí.
— ¡Aura!
Sally estaba en frente de la puerta. Corrió hacia ella y la abrazó.
— ¡Idiota! ¿Por qué? ¡¿Por qué me hiciste esto?!
—Sally...
— ¿Sabes cuánto hemos sufrido por ti? ¿Por qué? —le reclamaba.
—... Lo siento.
Sally soltó a Aura y la miró. Ella estaba llorando y Aura parecía resentida, ni siquiera la miraba.
Se fue pensando que no le importaba nada más en Dark Light. Sin pensar, en primer momento, que no había ido allí por Lily y que había alguien más a parte de ella a quien tenía. Fue impulsivo, ni siquiera lo pensó, pero de repente estaba corriendo y se había ido muy lejos. No había vuelta atrás, era una desertora.
— ¿Y qué has hecho? ¿En qué te has convertido? ¿Se puede saber que llevas puesto?
Entonces Aura se miró a sí misma en uno de los espejos de la habitación. Ni siquiera recordaba cuándo se había puesto esa ropa, solo había aceptado que formaba parte de ella.
—Te había traído tu uniforme... —Sally señaló una mesilla que había al lado de su cama—. Si quieres voy a avisar a Lily.
—Yo iré a buscarla —se apresuró a decir Aura.
Con solo escuchar su nombre, sus ganas de volver a verla aumentaban por momentos. Aura se dio la vuelta y cogió su uniforme para cambiarse, sin observar que algo había caído al suelo. Sally decidió no decir nada más por el momento. Las cosas tal vez se arreglaran con el tiempo.
Solo cuando se vistió observó la insignia en el suelo y la recogió. La miró durante un segundo, pero luego la dejó caer de nuevo.
Iba a marcharse otra vez, pero Sharon había aparecido allí de repente.
— ¿No te la pones? —le preguntó.
Las dos cruzaron miradas.
— ¿Medalla al honor? No me la merezco. Soy una desertora. ¿Verdad Alpha? —lo dijo con una sonrisa burlona.
—...
Sharon desapareció de allí cómo si nunca hubiera estado. Aura salió de la habitación sin darle importancia.
Pasó desapercibida entre la multitud que iba de un lado al otro por la planta. Unos metros antes de llegar al ascensor se detuvo ante un gran panel electrónico. La gente iba pasando por su lado, entrando y saliendo del ascensor. 
El panel mostraba las novedades de Dark Light. Cuando hubo una alerta de ataque, apareció allí, cuando estuvieron en cuarentena, apareció allí. También apareció allí cuando acabaron con Beta y detuvieron a Johann y a Megan. Cuando no había grandes novedades, mostraban los ascensos y también los agentes de Dark Light con el rango más alto. 
Iban pasando nombres y posiciones rápidamente, un Principiante que ascendía a Bronce. Uno de rango Plata que pasaba a Oro, etc. Cuando se adelantaban más de un rango, aparecía durante más tiempo, lo llamaban "Salto". Alguien del rango Plata había ascendido a Zafiro de golpe. Los que estaban en el pasillo se detuvieron a curiosear.
Nancy no estuvo allí para verlo, pero todo el mundo aplaudió, incluso Aura.
Pasaron un par de personas más y volvió a mostrarse un Salto. Un Principiante que había ascendido de golpe al rango Diamante. Se había saltado ocho rangos, el Salto más alto que se podía dar.
Volvieron a escucharse aplausos y hasta silbidos, algunas exclamaciones como "Flipante" o "¡Eso sí que es dar un Salto!
No hubo más anuncios, así que volvieron a mostrar el top de los agentes con rango más alto. Se rumoreaba que los que estaban en el puesto más alto tenían posibilidades de convertirse en Alphas. De hecho, el primer nombre de la lista tenía una nota "Próximamente ascenso".
—Eso significa... ¿Un agente se va a convertir en Alpha? —dijo alguien que estaba al lado de Aura.
Todos los agentes que se encontraban en Dark Light en ese momento se detuvieron para mirarlo. Muchos pensaban que tenía que ser un error, eso no podía pasar, todos sabían que los Alphas eran 9, ni uno más, a pesar de nos numerosos rumores.
Erin también estaba allí cuando ocurrió el Salto y, al no poder creérselo, se adelantó a todos y se puso en medio del panel. Puso la mano en el número 1, Lily Edwin y el panel mostró su fotografía. Con todo el odio que Erin le tenía a esa chica, no podía evitar sentir admiración y a la vez envidia.
Era una fotografía antigua, Lily todavía tenía el pelo largo y sonreía. Erin se dio la vuelta en ese momento para irse de allí antes de cabrearse aún más y ponerse a pelear con alguien. Pero chocó de cara con Aura y por un momento pensó que era ella.
Erin conocía perfectamente la historia de Lily y Aura Edwin ¿quién no? La reconoció en cuanto vio sus ojos rojos y no pudo evitarlo.
—Aura Edwin... ¡Desertora! —le gritó con todo su desprecio.
Todo el pasillo se quedó mirándola en cuanto la reconocieron.
Edgar salió de entre la multitud y se lanzó sobre ella. Se desvanecieron un segundo antes de que comenzaran los abucheos.

Se convirtió en una desertora y lo iba a ser para siempre.